sábado, mayo 25, 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
InicioActualidadEl médico familiar, piedra angular para la ejecución de la Atención Primaria

El médico familiar, piedra angular para la ejecución de la Atención Primaria

Santo Domingo
El médico familiar y comunitario está catalogado como el especialista más costo efectivo dentro del gremio, líder en la implementación de programas de prevención y promoción de la salud, capaz de detectar hasta un 80 % de las enfermedades prevenibles.

A pesar de que puede trabajar en todos los niveles hospitalarios, resulta una pieza fundamental para ejecutar la estrategia de Atención Primaria.

«El médico de familia es la piedra angular de la Atención Primaria en todos los países donde ésta existe. Somos el primer contacto que tienen los pacientes, que tienen las familias. A diferencia de otras especialidades, no solamente estamos detrás de un escritorio esperando a que llegue un enfermo, sino que nos trasladamos a la comunidad, a las casas de los pacientes, a prevenir que la gente se enferme y, en tal caso de encontrarlos con alguna situación de salud, ahí entramos en acción, curamos y cuidamos», explicó Francisca Moronta, presidenta del XII Congreso de Medicina Familiar y Comunitaria (Sodomefyc) realizado del 29 de junio al 2 de julio.

Moronta indicó que, incluso en la Ley General de Salud se especifica que son los médicos familiares quienes deben estar en los espacios de Atención Primaria, ya que, «los médicos de familia somos la puerta de entrada a los sistemas de salud».

La también secretaria del Colegio Médico Dominicano (CMD) aclaró que «un primer nivel de atención es un lugar donde se brinda atención médica especializada en un centro de salud, son espacios para dar consulta, atender a la comunidad y a las familias. En cambio, la Atención Primaria es una estrategia que debe estar y está a cargo del Gobierno».

«Pensar la Atención Primaria sin la medicina familiar y comunitaria resulta incompleto. No hay especialidad que sea más específica de la Atención Primaria que la medicina familiar. Es la única que puede realmente desarrollar todo el potencial que tiene la medicina desde ese nivel», planteó Jacqueline Ponzo, presidenta de la Confederación Iberoamericana de Medicina Familiar (CIMF).

De acuerdo con Ponzo, en República Dominicana ha habido avances en la formación de especialistas y se ha incrementado el número de plazas de residentes, pero al mismo tiempo, eso es resultado de mucha lucha y demuestra que todavía a nivel político falta claridad y decisiones a favor de la Atención Primaria, «pero esa situación la tenemos en muchos de nuestros países, lamentablemente. Tenemos avances y retrocesos dependiendo de los cambios de Gobierno».

«El campo de trabajo nuestro son los problemas que más afectan a la gente y el cuidado de la salud. Las enfermedades no transmisibles como cardiovasculares, metabólicas o respiratorias son muy importantes; la violencia de género es parte de lo que debemos trabajar. El enfoque familiar nos da una posición privilegiada para eso», agregó.

Argumento similar planteó el presidente de la Sociedad Dominicana de Medicina Familiar y Comunitaria, Rubén Vásquez, quien afirmó que este especialista «es el médico vital en la comunidad y lleva prevención, educación y promoción a todos».

Estrategia en pañales
Vásquez aseguró que «nuestro país está muy atrás en el inicio de la Atención Primaria porque no hay voluntad política de que se inicie».

«La estrategia está en pañales porque falta decisión del Gobierno, no del que está, de todos los que han estado. Hay mucho poder político y económico (involucrado) porque creen que la salud es un negocio. Esto sumado al presupuesto pírrico que se destina para Atención Primaria», agregó Moronta.

Asimismo, el expresidente del CMD, Waldo Ariel Suero, recordó que «en diciembre de 2020 firmamos un acuerdo para que inicie la Atención Primaria en el régimen subsidiado (público) que es realmente donde existen las necesidades, donde está la franja de personas más pobres y donde está la franja de mayor número de patologías».

«La Atención Primaria es una estrategia, lo que pedimos es que le den inicio a ese primer nivel, que es la puerta de entrada, ya sea una Unidad de Atención Primaria (UNAP) o Centro de Atención. Aparentemente, es un problema de recursos. Lo que propusimos fue tomar una región o provincia como piloto. En este país hacen falta centros de atención primaria, aparentemente tenemos unas dos mil, pero hacen falta unas seis mil a nivel nacional», dijo.

Suero reconoce que «eso requiere personal, recursos, equipos de Rayos X, tomógrafos».

Sobre la Atención Primaria en el régimen contributivo, considera que «es un negocio que favorece a las ARS».
La doctora Violeta González ofreció la conferencia «Calidad en la formación del médico familiar», donde indicó que, en el país, la medicina familiar se inició en 1980, en el Hospital Jaime Oliver Pino en San Pedro de Macorís, con el aval de la Universidad Central del Este.

No fue hasta el año 2000 cuando abre la segunda escuela en el Hospital Francisco Moscoso Puello, con el apoyo de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

De los médicos familiares, destacó su capacidad de trabajar en equipo, enfoque integral con otras especialidades y que tienen claro cuál es la contribución a la comunidad.

A la fecha, el país cuenta con 28 escuelas de Medicina Familiar y 2,032 profesionales formados.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments